PRÓTESIS

 

Encaminada a devolver la función de la boca mediante la reposición de las piezas perdidas. Básicamente se dividen en dos tipos:

FIJA

Suele estar sustentada por implantes dentales y/o por los propios dientes del paciente (lo que se conoce como puente). En este último se tallan las piezas que los soportan.

removible

Estructura metálica y/o de resina que apoya directamente sobre la encía. En ocasiones, se sujeta con unos ganchos que van a los dientes que quedan en la boca. Produce pérdida de hueso y/o desgastan y debilitan los dientes que los sujetan.